Menú Blog

RIESLING “LA GRAN DAMA BLANCA”
Hola queridos lectores, hoy voy a hablar sobre una variedad que me fascina y al mismo tiempo poder conocer en profundidad esta maravillosa variedad.

La Riesling es una variedad blanca sensible a la podredumbre noble, que produce exquisitos vinos tanto dulces como secos, que se distinguen por sus aromas primarios terpénicas (limón) y por su deliciosa expresión frutal. Algunos catadores entre los  que me cuento, consideran que la Riesling da los mejores vinos blancos del mundo.

La Riesling es una casta de alta acidez natural, y productora de vinos de lenta evolución en botella. Los vinos rara vez tienen crianza en madera, y todos los elementos en los que se sustentan provienen de la uva. Y es en la botella donde estos vinos se desarrollan durante décadas. Un caso similar es el de la Chenin blanc, de la que nacen la mayoría de los vinos blancos de la región del Loira, que evoluciona favorablemente en botella durante muchos años.

ZONAS DE CULTIVO

Se cultiva en Alemania, Francia (Alsacia), Suiza (Valais), Italia (Alto Adagio y Venecia), Austria, Hungría, Chequia, Eslovenia, Yugoslavia, Bulgaria, Rumania, etc. También se ha aclimatado bien en algunos puntos de España, como Somontano, pero sobre todo en el Penedés Superior donde goza de la suficiente altura y ruptura térmica para que la Riesling se encuentre como en casa. Claro ejemplo lo tenemos con el vino que hace las bodegas torres, llamado Waltraud y que es un monovarietal de esta variedad. También podemos encontrar alguna vendimia tardía interesante de Riesling.

En America se cultiva en California y algo en Nueva York, Brasil, Chile, México, Argentina, así como en Sudáfrica, Australia y Nueva Zelanda.

 

CARACTERÍSTICAS DE LOS VINOS ELABORADOS CON RIES LING

Por regla general, los vinos elaborados con esta variedad poseen una gran longevidad, y una gran capacidad de envejecimiento en botella, a pesar de no haber sido criados en madera. Esto es debido  por su fuerza y perfecto equilibrio entre azúcar y acidez.

Poseen  un aroma característico terpénico, cítrico, con una sublime elegancia frutal no exenta de una fina acidez. En su juventud muestran un color profundamente verde dorado, y un curioso aroma de gasolina, celuloide o petróleo (dependiendo de los registros olfativos de los catadores. Aunque se elaboran vinos jóvenes, los más apreciados son los procedentes de vendimias tardías, uvas sobremaduradas atacadas por la podredumbre noble (Auslese, Beerenauslese y Trockenbeerenauslese), son capaces de ir dorándose con el tiempo y desarrollando aromas misteriosos de frutas exóticas, cítricos y especiados, sin perder jamás su frescor. 

 

Por Javier Cantos, primer sumiller de El Rincón del Faro


Boletín

Recibe cada mes las novedades y noticias de El Rincón del Faro

Conviértete en cliente vip y disfruta de descuentos además de ocupar un lugar preferente en nuestros eventos especiales